¿Cómo combatir los signos de la edad después de los 40?

A partir de los 40 comienzan a pronunciarse más los signos de la edad. La flacidez de la piel empieza a notarse junto con la “ley de la gravedad”.

Si no hemos sido preventivos con los rayos del sol empezarán a aparecer manchas en la piel, ya que nuestra piel tiene memoria.

Por ello siempre recomendamos no esperar a los 40 para comenzar a cuidarse si no hacerlo desde los 20 o 25 años. Pero de no haber sido así ¡pongámonos manos a la obra!

¡Ya lo decimos siempre! El interior de nuestro cuerpo se refleja en nuestra piel, por ello comenzamos con una dieta equilibrada y hacer los cuidados básicos de la piel como desmaquillarnos antes de ir a dormir, hidratarnos… Nos ayudarán a tener un rostro más joven.

Una vez dados estos consejos tan básicos, os hablamos de los tratamientos más frecuentes a partir de los 40.

Para reducir y eliminar las manchas de la piel o pequeñas rojeces en la piel la mejor técnica es el peeling ya que deja la capa más superficial de la piel exfoliada y sin células muertas. ¿Resultado del peeling? Una piel perfecta con una textura y tonalidad rejuvenecida.

¿Qué hacer para combatir las arrugas de expresión? A partir de los 40 las arrugas en la frente, en el entrecejo o en la comisura de los labios se hacen más notables. Para ello podemos optar por el Botox o por el relleno facial con ácido hialurónico consiguiendo rellenar los surcos faciales y estimulñando la generación de colágeno y elastina, con un resultado muy natural y duradero. Ambos tratamientos son una alternativa a la cirugía.

Decir “adiós” a la flacidez facial no es complicado.

La piel produce menos colágeno por lo que perdiendo la elasticidad. Para conseguir tensar nuestra piel y eliminar la flacidez damos soluciones como hilos tensores o hilos mágicos. Este tratamiento consiste en tensar la piel con unos hilos invisibles de ácido polilástico colocados bajo la piel, éstos ayudan a genera colágeno teniendo como resultado un efecto lifting sin necesidad de cirugía.

¿Cómo mantener nuestra piel con luminosidad e hidratación total?

Alimentación sana, beber agua, usar cosméticos de alta calidad son los tres básicos, ¡vamos por buen camino! Pero a partir de los 40 si sumamos tratamientos faciales como la mesoterapia facial o el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) conseguimos un rostros 10 al 100%. Ya que estos tratamientos aportan la hidratación y los nutrientes suficientes para lucir una piel perfecta, sin imperfecciones y homogéneas.

Podemos acudir a la Clínica de la Dra. Eva Alonso para que nos aconseje el tratamiento más idóneo para nuestro rostro. Con un resultado natural pero devolviéndonos la hidratación, la luminosidad y el volumen perdido. En definitiva rejuvenecer nuestra piel conservando nuestra naturalidad facial.

Deja una respuesta