Tratamientos de medicina estética que han venido para quedarse en 2018.

Rejuvenecer con ‘pinchazos’ estratégicos:

Se trata del tratamiento de Profhilo, que reafirma tu rostro además de hidratarlo. Esta técnica trata de inyectar ácido hialurónico con un alto y bajo peso molecular en cinco puntos estratégicos de ambos lados de la cara. Repartiendo un peso en las capas externas de la piel provocando hidratación estimulación en el rostro. Y el ácido hialurónico de bajo peso lo que hace es corregir y evitar la flacidez facial.

El efecto lifting sin cirugía: Firmeza para tu rostro.

Una alternativa al lifting la encontramos en tratamientos como la radiofrecuencia y los hilos tensores. No son técnicas invasivas y ayudan a combatir la flacidez de la cara. Estos tratamientos se pueden hacer paralelamente y conseguir un rostro rejuvenecido.

Belkyra:

Se trata de un inyectable que elimina la grasa submentoniana (comúnmente conocida como papada) Se llevaron varios años de estudios en Canadá y EEUU para este tratamiento no quirúrgico que ayuda a redefinir el contorno de mandíbula y cuello. Disuelve la grada y elimina los adipocitos de forma permanente.

Plasma: elimina las arrugas.

El PRP, plasma rico en plaquetas, aporta una mejor calidez en la piel, y elimina la flacidez cutánea. Relativamente hace poco se sabe que también pueden servir como tratamiento de relleno. Consiste en aumentar el grosor de la piel haciendo que haya más cantidad de colágeno y se libera progresivamente en la piel elementos de crecimiento plaquetario.

Mirada firme:

Un tratamiento conocido como blefaroplastia. Es una técnica sin bistiurí que elimina el exceso de piel de la zona del párpado superior y evita que se descuelgue y se forme bolsa en el párpado dando una sensación de envejecimiento y mirada triste.

Este 2018 cuídate y rejuvenece tu rostro sin bisturí. ¿Te animas? Haz clic y consulta con la Dra. Eva Alonso.

Deja una respuesta