Normalmente no se les da mucha importancia, pero tienen un papel clave en la belleza y estructura del rostro. En efecto, nos referimos a los pómulos, una parte fundamental de la cara que otorga dimensión y armonía a la vez que nos aporta un aspecto vital y saludable.

Existen algunos trucos para realzar los pómulos, como el contouring. Mediante esta famosa técnica de maquillaje, se aporta relieve al rostro jugando con diferentes tonalidades a modo de luces y sombras. Otra opción son los ejercicios de gimansia facial, realizando con los dedos una serie de movimientos ciruclares desde los pómulos hacia las sienes.

No obstante, si buscas elevar y realzar los pómulos consiguiendo un resultado natural y duradero, sin lugar a dudas te recomendamos el tratamiento de relleno con ácido hialurónico para dar volumen a esta área del rostro, consiguiendo reponer otras áreas faciales que han sufrido el descolgamiento propio del paso del tiempo.

Ya quedaron atrás aquellas artificiales prótesis en las que el resultado se limitaba al pómulo en sí. Gracias a lainfilatración de Ácido hialurónico en las mejillas, además de dar volumen a los pómulos, conseguimos elevar el tercio medio de la cara (cejas, pómulos, ojeras) lo que se traduce en un cambio más global y natural, además de aportar vitalidad y frescura a nuestra imagen.

El procedimiento es rápido y sencillo, por lo que no interfiere en tu día a día. En la zona a tratar se aplica previamente anestesia local, por lo que resulta indoloro. Es un tratamiento indicado para todas las edades, ya que en mujeres entre los 35-40 años de edad, aporta un extra de sensualidad y atractivo al rostro, y en mujeres más maduras, contrarestra los signos del envejecimiento como pérdida de masa muscular y de definición de las facciones.

La Doctora Eva siempre busca adpatar el tratamiento a tus características y necesidades personales. Para ello, dispones de una consulta previa gratuita donde ella misma resolverá todas tus dudas. ¡No dudes en consultarnos!

Deja una respuesta