Últimamente muchos pacientes vienen a la consulta preguntando por el que se ha convertido en el tratamiento de moda…«full face» o Tratamiento Integral Facial.

Al oír hablar de él, cualquiera puede pensar que es un tratamiento agresivo, costoso, o incluso que nos va a cambiar la cara por completo. Pero lo cierto es que poco tiene que ver con todo esto.

Un “full face” bien realizado, no es ni más ni menos que tratar el rostro “como un todo”. El profesional hace una evaluación del estado de la cara, de sus proporciones y volúmenes, para realizar los cambios necesarios en cada caso y lograr unos resultados muy naturales.

Los pacientes que se han puesto en manos de la doctora para ser tratados en su conjunto, se ven mucho más jóvenes, con mejor aspecto y destacan la armonía que sienten.

En un “full face” se emplean distintas técnicas ambulatorias, ninguna de ellas agresiva.

¿Qué mejoras se pueden obtener?

  • Una recuperación del óvalo facial
  • La reducción de las arrugas del entrecejo, frente, y patas de gallo
  • Reducción o eliminación de ojeras
  • Remodelación e hidratación labial
  • Rejuvenecimiento por restauración de volúmenes
  • Regeneración de la piel 
  • Eliminación de manchas          

Cuando queremos hacer un cambio en el que intervenga la medicina estética, siempre es importante elegir un centro especializado, en este caso en concreto es muy aconsejable que el médico cuente con la experiencia necesaria para que los resultados sean exitosos y se cumplan las expectativas del paciente.

Si estás interesad@ en este tratamiento, en nuestras instalaciones, la Doctora Eva hará una evaluación del paciente sin coste, tras la que realizará un presupuesto personalizado según el estado y las zonas a tratar.

En las imágenes que hay en la cabecera, podéis ver el antes y después de uno de un «full face» realizados en la clínica.

Deja una respuesta