Todos tenemos días buenos y días malos, días en los que nos vemos mejor y días en los que no queremos vernos ¡ni en sombra! Pero hay etapas en las que por muchos días que pasen no conseguimos encontrarnos bien. Ese momento en el que pasas cerca de un espejo y prefieres no mirar, estás en algún evento o viaje y evitas las fotos porque no consigues salir bien en ninguna. Esto nos ha pasado todos… y puede deberse a distintas causas:

  • Estar atravesando una etapa de estrés
  • Dormir menos horas de las que debiéramos
  • Llevar una mala alimentación
  • Engordar o adelgazar en exceso
  • La aparición de algún complejo que antes no existía, o si…
  • O simplemente nos estamos dando cuenta de que el tiempo no pasa en balde y los años empiezan a reflejarse en nuestro rostro.

 

Todos estos causantes de que te sientas con mala cara tienen solución. En esta entrada te voy a hablar de algunos tratamientos que harán que te veas mejor. Son los que realizamos con ácido hialurónico (AH).

 

El ácido hialurónico es una sustancia que genera nuestro cuerpo naturalmente y es la encargada de que nuestra piel permanezca hidratada. Conforme pasan los años nuestro organismo genera menos cantidad de este ácido. Aprovechamos esta sustancia para aportar un extra de hidratación o remodelar algunas zonas del rostro. La composición varía según el uso que le demos y la zona que vayamos a tratar.

 

Es un tratamiento médico estético ambulatorio, se realiza mediante la infiltración del ácido con una aguja muy finita en puntos de la epidermis. El paciente lo soporta perfectamente y solo en algunas ocasiones aparece un pequeño moradito en la zona tratada, nada que no solucione un poco de maquillaje. Después de aplicarlo el paciente puede continuar con su rutina diaria con total normalidad.

 

Te cuento algunos de los usos que le damos al ácido hialurónico en medicina estética:

Tratamos zonas donde hay arruguitas, como puede ser la frente, patas de gallo, las arruguitas que salen en ambos lados de la boca, contorno de labios, y también cualquiera de las líneas de expresión que puedan estar demasiado acentuadas.

¡No confundáis, este tratamiento con el de Bótox! Recordad que el Bótox evita la aparición de arrugas por medio de la relajación muscular, atenuándolas. El ácido hialurónico se usa para rellenar e hidratar las que ya han aparecido.

También se utiliza para restaurar o modificar volúmenes. Esto es muy interesante ya que nos permite remodelar ciertas zonas sin necesidad de pasar por quirófano.

  • Se puede dar vida a la zona del pómulo rehidratándolo y evitando su caída.
  • Rehidratamos los labios, dándole un poquito de volumen o corrigiendo alguna asimetría que pueda tener el paciente.
  • Podemos reparar casi cualquier malformación sin cirugía incluida la rinomodelación, en estos casos los resultados son sorprendentes.

En cuanto a la duración del tratamiento dependerá en gran medida del producto que se utilice, si es de calidad sus efectos durarán más de un año. En nuestra clínica, la Doctora Eva utiliza Juvederm del laboratorio Allergan, hoy día es el producto mejor valorado para este tratamiento.

Si estás interesado ponte en contacto con nosotros, te informaremos e intentaremos resolver todas tus dudas. Recuerda que hacemos una evaluación de la zona a tratar para realizar un presupuesto personalizado sin ningún compromiso.

Nuestro objetivo es que te vuelvas a mirar al espejo, adores tu sombra y a través del cuidado de tu imagen ganes en seguridad y confianza.

Deja una respuesta