Desde la clínica de la Doctora Eva siempre insistimos que el verse bien y sentirse bien, no se consigue solo quitando arruguitas,  aumentando el tamaño de tus labios o eliminando las ojeras. Con esto nos referimos a que si, por ejemplo, realizas un tratamiento para reducir tus patas de gallo, pero tus horas de sueño son escasas, no bebes suficiente agua o no limpias e hidratas tu piel, el resultado será un rostro sin patas de gallo en una piel apagada y fatigada. Por esto  la doctora Eva apuesta siempre por trabajar en conjunto.

¿Has oído alguna vez la expresión de “tienes la cara como el culito de un bebé”? Una piel suave, sin manchas, sin cicatrices, hidratada….esta es la base de la que debemos partir.

Al igual que lavar nuestros dientes, arreglar y pintar nuestras uñas o depilar algunas zonas del cuerpo, el cuidado de la piel debe estar integrado en nuestra rutina.

Por la importancia que le damos al cuidado de la piel, hoy vamos a hablarte de un tratamiento que en la clínica consideramos tan básico como tener una camisa blanca en el armario. Se trata de un peeling médico llamado PRX – T33.

PRX – T33 Es una sustancia compuesta por ácido tricloroacético o TCA al 33%  con agua oxigenada, y su aplicación favorece la estimulación en profundidad la dermis sin lesionar la superficie de la piel.

¿Dos ventajas que harán que quieras probar este tratamiento?

Primero, que la piel no se “pela” como ocurre con el resto de peelings. Como hemos dicho no lesiona la superficie de la piel y no es fotosensible, por lo que puedes realizarlo en cualquier momento del año.

Segundo, su aplicación no requiere infiltrar con microinyecciones, sino que se va poniendo la sustancia sobre la piel y se masajea de forma que penetre bien, no duele nada, ni deja marcas. Actúa como biorevitalizante cutáneo mejorando notablemente la apariencia de la piel y rejuveneciéndola sin dañarla.

Sus efectos son visibles desde la primera sesión, pero depende de lo que se pretenda  conseguir serán necesarias entre  3 y 5 sesiones.

¿Quiénes se pueden realizar  este peeling?

  • Personas que tengan la piel fotoenvejecida, por exceso de horas de sol.
  • Quienes quieran prevenir o mejorar la flacidez de la piel, aplicándolo en cara, cuello y escote.
  • L@s que quieran eliminar cualquier cicatriz en la piel, en especial las marcas causadas  por acné o varicela.
  • También se ven muy buenos resultados en pacientes con manchas en la piel, ya sean causadas por el sol, el paso del tiempo o embarazos.

En definitiva con la aplicación de PRX – T33 conseguimos ver y sentir que tenemos buen aspecto. El proceso no es agresivo, ni costoso. Por todo lo que hemos explicado, lo consideramos “un fondo de armario”. Lo ideal es partir de un buen estado de la piel para que al realizar cualquier tratamiento posterior el resultado roce la excelencia. También en ciertos casos la doctora recomienda la aplicación de PRX – T33 combinado con otros tratamientos para obtener el resultado deseado. Por ello que lo realice un médico especializado que evalúe el estado de la zona a tratar es fundamental.

Recuerda que en la clínica de la Doctora Eva lo primero que hacemos es citarte para una consulta-diagnostico sin ningún coste, y no sé si lo has pensado, pero… ¡Es una idea original para regalar estas navidades!

Deja una respuesta