El otro día vi una entrevista que le hacían a mujeres y hombres que se habían sometido a tratamientos medico estéticos con resultados desastrosos.

Técnicas tan conocidas hoy en día como la aplicación de Bótox, si no están realizadas de forma profesional, pueden acabar suponiendo un complejo para la persona, en lugar de una mejora.

Este no es el artículo más bonito ni agradable que escribo, pero pienso que es importante hablar también de los efectos que pueden aparecer al inyectar Bótox de forma incorrecta. 

El Bótox es la mejor opción que tenemos para minimizar las arrugas que aparecen con el paso del tiempo. Los resultados son muy naturales, dando paso a una apariencia renovada, más joven y fresca.

Para aplicar Botox en necesario conocer a la perfección toda la musculatura de la cara (es importante que el médico esté formado específicamente para esto) y los movimientos de cada musculo según los gestos en cada persona (aquí entra en juego la experiencia y especialización). 

Por ello este tratamiento debe ser realizado de forma diferente en cada paciente. Uno de los errores es pensar que se puede aplicar en serie, en “X” puntos específicos y listo.

Cuando el Botox no se aplica correctamente podemos tener efectos inapropiados como mirada congelada y o rasgos antinaturales como:

Ceja demasiado arqueada

Algunas personas pueden llegar a resultar con unas cejas demasiado arqueadas hacia arriba, haciendo que su mirada refleje rigidez, enojo e incluso maldad.

Párpados inferiores inflados

Cuando se realizan inyecciones de Botox en las áreas muy bajas de las patas de gallo

Frente de hierro

Otro de los errores más comunes, con respecto a la mala aplicación de Botox, es cuando resulta una frente aplanada e inmóvil. 

Sonrisa fingida

En este punto del rostro hay que tener mucho cuidado debido a que la sonrisa puede terminar viéndose ligeramente aplanada o asimétrica.

Párpados caídos

Que uno de los párpados de un paciente resulte caído, puede ser un error frecuente de una inadecuada aplicación de la toxina.

Por fortuna, la duración de la sustancia está entre 3 y 5 meses, por lo que el tiempo se encargará de remediar estos efectos.  

¡Es una técnica es muy bonita con la que se consigues resultados muy buenos!

 Ponte en buenas manos, hoy día hay muy buenos profesionales.  

Deja una respuesta