¡Buenas! Me paso por aquí para hablar de un tratamiento que es algo desconocido, pero es básico si quieres tener una piel cuidada, sin marquitas, ni imperfecciones. 

 

Hace unos meses os dejé un vídeo en el canal de YouTube en el que se puede ver cómo realizo un tratamiento de radiofrecuencia fraccionada con microagujas. 

 

A raíz de la publicación del vídeo muchos pacientes se animaron a realizárselo y a día me hoy están muy contentos. Por eso me ha parecido una buena idea escribir sobre esta maravillosa técnica.

 

Seguro que casi todos habéis escuchado hablar de radiofrecuencia. Se realiza con un manípulo que se va pasando por la zona a tratar y va emitiendo una energía, esa energía tiene que atravesar la piel para llegar a la dermis profunda, lugar en el que tiene que hacer su acción. 

 

La radiofrecuencia superficial tenía una limitación y es que no se podía someter la piel a energías muy altas ya que corríamos el riesgo de que se produjera quemaduras.

Gracias a la evolución que ha está sufriendo la medicina estética hemos dado un salto importante en la aplicación de la radiofrecuencia en la piel y ahora se realiza con microagujas.

 

Tratamos la piel con un manípulo con puesto por 49 agujitas dando pequeños disparos. Cada agujita atraviesa la piel y es en la punta de esta es donde se emite la energía. Este tratamiento es indoloro, ya que usamos anestesia.

 

Esto nos permite potenciar la energía hasta 800 veces más que una radiofrecuencia normal. 

Con la radiofrecuencia fraccionada con microagujas podemos tratar cicatrices de acné y en general en todos los procesos en los que se busque regenerar la piel, estimular la producción de colágeno o eliminar estrías. 

También prevenimos la flacidez y las arruguitas finas que se forman y no se pueden tratar de otra manera por ser muy superficiales.

El efecto es de piel cuidada sin imperfecciones, los resultados se observan mejor cuando pasan 4 o 5 semanas.

Os voy a dejar el enlace al vídeo para que podáis conocer con más detalle el tratamiento. Se puede realizar complementariamente a otras técnicas ¡Os animo a probarlo!

Deja una respuesta