Dicen que mirando el cuello y las manos de una persona podemos saber su edad. Las manos, el cuello y el escote son las partes del cuerpo que antes envejecen. 

Para estas tres zonas existe un tratamiento rejuvenecedor. Normalmente son zonas olvidadas a las que pocas personas dan prioridad.

Hoy voy a centrarme en el rejuvenecimiento de las manos, ya que considero que sufren más que el escote y el cuello.

¿Qué debemos evitar si queremos tener unas manos cuidadas?

  • Productos químicos, especialmente los de limpieza
  • La Luz del sol, hay que usar siempre protección solar en las manos
  • Agentes externos como el frío en invierno, protegiéndonos con guantes e hidratándolas
  • Evitar el agua excesivamente caliente en la ducha
  • Evitar malos hábitos como el tabaco o morderse las uñas

Como conclusión podemos decir que incluir en nuestros día a día protección, hidratación y autocontrol debe ser el comienzo del cuidado de manos. 

Una vez asumidos estos cuidados, cobra sentido decidir realizarse tratamientos para rejuvenecerlas y mejorarlas.

El tiempo afecta especialmente a las manos, dejando a su paso, manchas solares, otro tipo de marchitas o rugosidades.

También están los casos de las conocidas manos cadavéricas, en las que se notan mucho los huesos, vasos sanguíneos, y apenas hay tejido subcutáneo.

Pero…que no cunda el pánico…Todo esto se puede mejorar.

Para recuperar la hidratación y nutrir la piel, empleamos hialurónico combinado con vitaminas, o también plasma rico en plaquetas.

Las manchas circulares de color marrón conocidas como lentigos, responden genial a la luz pulsada. En un primer momento se ponen oscuras y cuando la piel se cae, esa piel se queda mucho mas clara. Normalmente son necesarias entre 3 – 5 sesiones y hay que tener en cuenta que es conveniente realizarlo en invierno.

En cuanto a la piel fina que deja que se marquen venas y tendones, el producto que mejor va es Radiesse (hidroxiapatita calcica), los resultados comienzan a notarse a partir del mes y medio.

Como veis, estás técnicas son sencillas, poco agresivas y conseguimos tener unas manos bonitas. 

Si te interesa tener unas manos bonitas y no sabes que técnica te iría mejor, puedes contactar con nosotros y las evaluaremos sin ningún coste ni compromiso.

Deja una respuesta