Si hay un momento del año para disfrutar de un buen cóctel, sin duda es en verano, cuando estamos más relajados, después de un día de playa en alguna terracita con buenas vistas.

¡Igual de bien le sienta a nuestro rostro un cóctel de vitaminas!

 

Se trata de un coctel compuesto por vitaminas A, B, C, aminoácidos, minerales y ácido hialurónico, que aporta hidratación, luminosidad y mejora la flacidez.

Es una técnica ideal para cualquier persona y se puede aplicar a cualquier edad, desde que aparecen los primeros síntomas de flacidez.

Se aplica en el rostro y escote, y es un tratamiento que no rellena nada, simplemente mejora el aspecto y el color de la piel.

Es un cóctel no solo compatible con los que te tomas en la playa, sino que es el complemento perfecto.
Una noche de verano, después de un día de playa, tomando un cóctel con una piel radiante…¿Ahora si lo imaginas?

Recomiendo a todos mis pacientes que se cuiden la piel especialmente en verano, que es la época en la que más sufre, y este tratamiento de vitaminas es una de las mejores opciones que hay, junto con Profhilo y Skin Booster.

Es importantísimo que reforcemos el cuidado de nuestra piel desde dentro con una alimentación sana y unos cuidados preventivos a diario.

Igualmente, una adecuada hidratación aportando el agua suficiente a nuestro organismo para la eliminación de toxinas y el aporte de agua a nuestra piel.

Y como no, lo más importante en verano, es el uso de factor de protección solar alto de tal manera que aseguremos a nuestras células una protección adecuada.