Atrás ha quedado Halloween y por fin hemos conseguido limpiar todos los restos de pintura blanca, negra y roja que usamos para pintarnos la cara, el lavabo, el espejo, el suelo, la ropa…

Coincidiendo con el fin de Halloween se inicia temporada perfecta para deshacernos de esa verruga que tan poco nos gusta, tan molesta es, y además ya no nos sirve para disfrazarnos.

Nosotros empleamos la técnica de eliminación de verrugas con bisturí eléctrico (unidad electroquirúrgica). Está indicada para la eliminación de verrugas
vulgares solitarias o múltiples, persistentes que no respondan a tratamientos tópicos.

La cicatrización tras el procedimiento con bisturí eléctrico suele ser rápida, epitelizando las lesiones faciales entre 10-14 días y las lesiones en tronco y extremidades entre 14-21 días.

 

En la mayoría de las ocasiones, decidimos deshacernos de una verruga por estética, por lo que el objetivo principal es que no quede marca alguna por haberla retirado. De ahí que nosotros solo realizamos este tratamiento en los meses de otoño/invierno.

Con esto nos garantizamos que la pequeña costra que se produce no esté expuesta al intenso sol de verano; aunque siempre recomendamos que se use factor de protección 50 para proteger la piel nueva.

¿Dónde suelen aparecer estas verrugas?

 

Normalmente aparecen en el rostro (nariz, contorno de ojos, frente, barbilla…) y en la zona del cuello y los hombros. Aunque también pueden aparecer en otras partes del cuerpo que tras una evaluación podemos eliminar sin problema.

Es una técnica completamente indolora y la única precaución que debemos tener es no tocar la costra y proteger la zona del sol, para que no se infecte, ni quede marca.

¿Estás interesad@ en quitarte alguna verruga? ¡Ahora es el momento!