¿Eliminar el exceso de piel del párpado sin pasar por el quirófano? Es Posible

La blefaroplastia es una técnica que se emplea para eliminar el exceso de piel del párpado y lograr una mirada más viva, joven y expresiva.

Gracias al avance de la medicina estética es posible quitar el exceso de piel del párpado sin necesidad de pasar por el quirófano.

Es un tratamiento que se realiza en consulta y se tarda alrededor de 45 minutos.

Se trabaja la capa más superficial de la epidermis pasando un manípulo sobre el párpado, con esto se consigue la retracción de la piel del párpado y su elevación.

No produce sangrado, no deja cicatriz alguna y no es necesario realizar puntos de sutura.

En la mayoría de ocasiones con una sesión es suficiente, pero nos encontramos casos en los que para conseguir un resultado óptimo es necesario repetir el tratamiento con un intervalo de unos 6 meses.

Los resultados del tratamiento son naturales, realmente espectaculares y duraderos.

Es muy importante evitar la exposición al sol. Por lo que este tratamiento no lo realizamos durante los meses de verano.

Recomendamos la blefaroplastia a personas que por el paso del tiempo tienen exceso de piel en el  párpado y quieran tener un aspecto más rejuvenecido de la mirada.

Preguntas Frecuentes

¿Es doloroso?

Este tratamiento no es doloroso ya que aplicamos anestesia justo antes del tratamiento y después puedes notar un leve escozor.

¿Cuánto dura?

Los resultados se suelen mantener de 3 a 5 años.

¿Tiene efectos secundarios?

Durante los 2 primeros días el paciente notará una leve inflamación y escozor que irá disminuyendo en una semana, junto con las costras que debemos mantener limpias y dejar que se caigan solas.

Cuando estas pequeñas costras caen, la zona queda algo sonrosada durante un tiempo variable.

1ª Consulta médica gratuita

En consulta o videollamada

Financiación inmediata